miércoles, 20 de abril de 2011

LAS MANOS

Las manos, juntamente con la cara, son las partes más importantes de nuestra vida corporal. Son el principal órgano con el que manipulamos; son capaces de desempeñar muchas funciones: tocar, sentir, acariciar... Son una parte vital porque definen quiénes somos y cómo nos vemos a nosotros mismos. Las manos hablan, tienen un lenguaje propio, su lengua es universal y no me refiero a las personas que por su enfermedad emplean el lenguaje de los signos.
No nos damos cuenta del valor de las manos hasta que hemos sufrido una enfermedad o hemos tenido un accidente.

Si, sentados, ponemos las manos hacia arriba apoyadas en las rodillas y reflexionamos sobre ellas, puede que nos quedemos sorprendidos de lo que han hecho o de lo bueno que han dejado de hacer.
Las manos pueden sembrar…
Las manos pueden echar redes…
Las manos puede atender a los demás…
Las manos pueden orar…
Las manos pueden perdonar…
Al final de nuestra trayectoria deberíamos vernos satisfechos de haber hecho un buen trabajo presentándonos con las manos llenas de buenas obras.


“Quien siembra escasamente, cogerá escasamente y quien siembra a manos llenas, a manos llenas cogerá” (2ª Carta a los Corintios 9:6)

17 comentarios:

Antorelo dijo...

Hola, Manrique, has expresado muy bien lo vital que que estos órganos son para desenvolvernos en la vida. Ellas son las ejecutoras de las órdenes, buenas o malas, que nuestra mente les envía. Me ha gustado tu reflexión.
Un abrazo, amigo

Chelo dijo...

Ultimamente se están publicando en muchos blogs post relacionados con las manos y es que de verdad tiene mucha importancia. Muy buena tu reflexión . Un abrazo

Tracy dijo...

¿Y la mente? ¿dónde está la mente? Si ella no ordena ¿para qué sirven manos, cara y demás órganos corporales?

Marga dijo...

Buen post!!
Yo la verdad que me fijo mucho en las manos, ya que aparte de ayudarnos a muchas o todas nuestras labores, para mi también expresar mucho de nosotros, el trabajo que desarrollamos, nuestra manera de ser, nuestro comportamiento, nuestro cariño cuando damos la mano, o cuando nos la dan, define muchísimo a esa persona, hasta tal punto que pueden expresar "el corazón".
Me encanta leerte y gracias por tus comentarios en mi blog.

Un beso y un fuerte Abrazo.

Zamarat dijo...

Buena reflexión, Manrique, y precioso el cuadro de Van Gogh que has puesto para ilustrarla.
Abrazos!!

mariarosa dijo...

Querido amigo, que linda entrada. Profunda en su sentir y especial para esta semana de Preparación a la Pascua.

Un cariño.

mariarosa

Raquel dijo...

Hola, tengo una foto que me encanta y son tres manos, las saque hace ya unos años, mi madre , mi hija y yo pusimos nuestras manos pegadas a los azulejos de la cocina y sacamos una foto, aunque no se ven nuestras caras !como se distinguen de quien son cada mano!

Escritos en tu nombre dijo...

Muy buena entrada. Cuanto daño y cuantas cosas buenas pueden hacer las manos. Hermoso pensamiento.

Felices Pascuas!!!

Isabel

ADELFA MARTIN dijo...

...con las manos llenas de buenas obras...¡¡que asi sea!! O al menos, que jamàs se hayan alzado para señalar o herir a nadie.


saludos cordiales

Alejandro Kreiner dijo...

Pues si, las manos nos sirven para ganarnos el pan.

Saludos.

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana admiradora te da infinitas gracias por concedernos el honor de ser testigos de tu sabiduría y belleza, un besin muy muy grande y feliz semana querido amigo.

Balovega dijo...

Hola y buenas noches..

Las manos son parte importante y un complemento del cuerpo...todo es esencial...

Saludos de lindos sueños

Josefa dijo...

Hola mi querido amigo Manrique. Las manos dicen mucho de nosotros
suscribo todo lo escrito en tu post.
Un beso con todo mi cariño.

Abuela Ciber dijo...

Gratísim lo que has compartido.

Cuan ciero es lo que siembran ellas.

Buen fin de semana

Cariños

Josefa dijo...

Manrique, gracias por recordarme el correo enviado Ya lo he visto y me ha impresionado. Te he contestado. Espero que lo hayas recibido.

Un beso.

mariarosa dijo...

Gracis Manrique por tu lindo comentario, me hizo bien al alma.

Un beso.

mariarosa

Nereidatlántica dijo...

Q bonita entrada!